19 de diciembre de 2008


El Ministerio de Sanidad anima a los homosexuales a hacerse la prueba del sida y usar el preservativo para prevenir el VIH
El Ministerio de Sanidad y Consumo ha anunciado el lanzamiento de una nueva campaña de prevención del VIH que, en esta ocasión, tiene como objetivo la población homosexual, a quienes recomienda realizarse el test de detección del VIH para mejorar el diagnóstico precoz y usar el preservativo para evitar el contagio a través de las relaciones sexuales, la vía más frecuente de transmisión.
Europa Press
MADRID, 18-12-2008.
De hecho, según ha destacado el director general de Salud Pública y Sanidad Exterior, Ildefonso Hernández, en el 43 por ciento de los nuevos diagnósticos de VIH en 2007 se había transmitido el virus a través de relaciones homosexuales, lo que representa una tendencia de aumento si se tiene en cuenta que, en el periodo 2003-2007, los nuevos diagnósticos de infección por VIH en hombres con prácticas homosexuales representaban un 33 por ciento del total de nuevos infectados. Esto se debe a la relajación generalizada en la adopción de medidas preventivas que se ha observado en el colectivo homosexual en los últimos años motivado, como comentó el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Toni Poveda, por el "abandono del sexo seguro", que también ha propiciado que duplique la prevalencia de otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis o la gonorrea. De hecho, la presencia de estas infecciones hace más vulnerable a la persona frente al riesgo de contraer la infección por el VIH, dado que pueden provocar lesiones en la piel y las mucosas sexuales que sirvan de puerta de entrada al virus. Entre otros factores causantes de dicha relajación está la percepción de que "la gente ya no se muere por sida", señaló Poveda, además de un posible cansancio del uso del preservativo, la falta de información, una vivencia lejana del sida en los más jóvenes o el mantener relaciones sexuales de riesgo asociadas al consumo de determinadas sustancias (como alcohol, cannabis o cocaína), lo que ha propiciado uno de los lemas de la campaña, '¡No sin él!', que irá impreso en los más de 200.000 'kits' preventivos --que incluyen preservativo y lubricante-- que Sanidad tiene previsto repartir en lugares de ocio y de encuentro entre homosexuales.
Además, la campaña incluirá 15.000 carteles, 205.000 folletos, postales, posavasos y anuncios en prensa diaria e Internet. En concreto, Sanidad prevé intensificar la difusión de la campaña a través de la red, donde incluirán 'banners' y anuncios en páginas de contactos dado que muchos hombres homosexuales recurren a este medio para buscar y conocer a sus parejas sexuales. En total, el coste total de la campaña será de unos 300.000 euros. 'Por ti, por mí, hazte la prueba'Pero, además del uso del preservativo, con esta iniciativa Sanidad también pretende incidir en la detección precoz invitando a los homosexuales a realizarse el test del VIH, a través del lema 'Por ti, por mí, hazte la prueba'. De hecho, el 55,7 por ciento de los hombres diagnosticados de sida por transmisión homosexual en 2007 desconocía su infección por el virus cuando le diagnosticaron la enfermedad. Además, un 27 por ciento de los nuevos diagnósticos de transmisión homosexual en el periodo 2003-2007 presentaba ya una inmunosupresión severa al diagnóstico, y un 19 por ciento más de los casos es susceptible de estar en tratamiento antirretroviral. En suma, un 46 por ciento era ya susceptible de estar en tratamiento al ser diagnosticado. Esto se debe a que los nuevos diagnósticos llevaban de media unos 10 años infectado y aún no se había hecho la prueba del VIH. Un retraso en el diagnóstico que, en muchos casos, impide a estos pacientes beneficiarse a tiempo de los tratamientos existentes ya que el sistema inmunitario puede estar gravemente deteriorado, al tiempo que empeora el pronóstico y la calidad de vida. Además, el retraso diagnóstico también tiene implicaciones sobre la salud colectiva, dado que aumenta el riesgo de transmisión a la pareja sexual por no adoptar las medidas de protección necesarias y por la mayor transmisibilidad derivada de una carga viral elevada en ausencia de tratamiento.
Por todo ello, y según destacó la secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, Teresa Robledo, Sanidad incidirá en la difusión de la prueba rápida de detección, tanto desde los centros sanitarios como desde puntos externos puestos en marcha por asociaciones de colectivos de mayor riesgo, como el homosexual. Para ello, el departamento que dirige Bernat Soria contará con el apoyo de las comunidades autónomas a pesar de que, según denunció Poveda, en algunas como Madrid, Castilla y León o Melilla "existe especial dificultad para las asociaciones homosexuales para tener recursos e incidir en la prevención del sida", destacando la Comunidad de Madrid, "donde menos se invierte a pesar de ser la región con más población con VIH".