2 de diciembre de 2008

Bruselas pide que se refuerce la prevención y diagnóstico precoz del sida para combatir la enfermedad
La Comisión Europea ha subrayado la importancia de reforzar el diagnóstico precoz de los casos de contagio del virus VIH y la prevención de la enfermedad como arma principal para combatir el sida, ya que a pesar de que el virus fue detectado hace cerca de 25 años no existe vacuna ni tratamiento para evitarla.
Europa Press - BRUSELAS, 02-12-2008.
La comisaria europea de Salud, Andrea Vassiliou, insistió a través de un comunicado en que "mientras no haya un tratamiento contra el sida, la prevención seguirá siendo la mejor arma para luchar contra el VIH/sida". Además, destacó la "grave amenaza" supone la enfermedad para el planeta y alertó de que sigue siendo uno de los "principales problemas" en el ámbito de la salud.Según recordó este lunes el portavoz comunitario Michael Mann, con motivo del Día Mundial contra el Sida, "más de 30 millones de personas en el mundo son portadoras del virus HIV" y "cerca de 2 millones mueren cada año por esta enfermedad, de los que dos tercios se producen en el África subsahariana". En cuanto a las cifras en Europa, la Comisión estima que más de 700.000 personas son portadoras del virus y se notifican 30.000 nuevos casos cada año. En este sentido, la comisaria Vassiliou, que este lunes viajó a Chipre para participar en varios actos relacionados con el Día Mundial contra el Sida, advirtió que en torno a un 30% de enfermos desconocen ser seropositivos y por ello subrayó la importancia del diagnóstico precoz. La detección tardía de la enfermedad supone una toma de conciencia más tarde y, por tanto, una calidad de vida mediocre para los afectados, según la comisaria.
Durante su discurso en la Universidad de Nicosia y su posterior visita a la clínica especializada del Hospital General de Larnaca, Vassiliou lanzó un llamamiento para que se refuercen las acciones de prevención dirigidas a los más jóvenes. A su juicio es uno de los sectores de la sociedad que menos información tienen y que menos concienciados están de la enfermedad porque no les llegaron las fuertes campañas de sensibilización y prevención que se llevaron a cabo en los años ochenta y noventa. Por su parte, el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, se refirió al sida en un comunicado como "uno de los principales problemas que impiden a los países en desarrollo escapar de la pobreza". Así, pidió que "se doblen los esfuerzos" para frenar la enfermedad en estos países y trabajar con el fin de alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio que fija la meta de detener la propagación del virus en 2015. La Comisión Europea ha comprometido 300 millones para el fondo mundial de lucha contra el sida para el periodo 2008/2010, cantidad adicional a los 622 millones que ya ha destinado a dicho fondo entre 2002 y 2007. Además, el Ejecutivo comunitario prepara una nueva estrategia europea contra el HIV/sida que será adoptada previsiblemente en otoño de 2009.

ONUSIDA pide a la comunidad internacional que reajuste los programas de prevención de esta enfermedad
El Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) ha pedido a la comunidad internacional que reajuste los programas de prevención del sida a través del conocimiento sobre la forma de transmisión de las infecciones y mediante el entendimiento de por qué suceden las mismas, según su nuevo informe, 'Perspectivas del sida en 2009'.
Europa Press - MADRID, 01-12-2008.
"No sólo ayudará a evitar las próximas 1.000 infecciones en cada comunidad, sino que también hará que el dinero para el sida sea más efectivo y ayude a poner una respuesta a largo plazo y sostenible", declaró el director ejecutivo de ONUSIDA, Peter Piot.ONUSIDA asegura que este informe no es un manual sobre cómo actuar ni una declaración política, "sino que ofrece una visión basada en pruebas sobre las nuevas formas de construir y mejorar la respuesta al sida". La organización también pide a los países que adopten un enfoque nuevo, la 'combinación de la prevención', que implica la elección de la combinación adecuada de las acciones de prevención de conductas biomédicas y estructurales, así como las necesidades de los que se encuentran en un mayor riesgo y la adecuada combinación y proporción de los medicamentos para los tratamientos antirretrovirales, que actualmente salvan millones de vidas, señala ONUSIDA. "No hay una receta mágica para la prevención del sida, pero podemos elegir prudentemente a partir de las opciones disponibles de prevención para que puedan reforzarse y complementarse mutuamente y cortar la ola creciente de nuevas infecciones", manifestó Piot. Los descubrimientos en los países que han realizado estudios sobre las formas de transmisión y el desarrollo en las estimaciones de incidencia han subrayado tres tendencias generales. En primer lugar, los patrones de las epidemias pueden cambiar con el tiempo y, por tanto, estos análisis deben realizarse con intervalos regulares.
En segundo lugar, ONUSIDA señala que en muchos países del África subsahariana con una alta prevalencia, las nuevas infecciones pueden suceder principalmente como resultado de tener múltiples parejas sexuales y entre parejas 'discordantes', es decir, donde uno de ellos es seropositivo y el otro no. Y finalmente, en un gran número de países, incluso con alta prevalencia de sida entre la población general, un número sustancial de infecciones nuevas también puede suceder en poblaciones con alto riesgo de exposición al sida, incluidos los trabajadores sexuales y sus clientes, consumidores de drogas intravenosas, entre otros. "Necesitamos el conocimiento y la experiencia de todo lo que nos ofrezca un mejor entendimiento de la epidemia para que podamos actuar con mayor eficacia", señaló la presidenta ejecutiva del Organismo de Coordinación Nacional para el sida de Mozambique, Joana Mangueira. Incluso aunque el número de nuevas infecciones ha caído en varios países, se producen cinco nuevas infecciones por cada dos personas que están en tratamiento. A principios de 2008, cerca de tres millones de personas reciben en la actualidad tratamiento antirretroviral en países que cuentan con ingresos bajos o medios. La ONU alerta de los cortes en la financiaciónLos cortes en los programas de prevención del sida debido a la crisis financiera mundial podría llevar a un aumento en las infecciones de sida, según señaló hoy el director de ONUSIDA, Paul de Lay, quien añadió que la crisis es una gran preocupación para los programas de desarrollo mientras los gobiernos examinan sus presupuestos.
"O durante los próximos cuatro o cinco años nos encontramos con un incremento en las nuevas infecciones y no seremos capaces de aumentar el tratamiento, que claramente va ser necesario mientras más y más gente enferme y necesite el acceso a las drogas", añadió. Se estima que 33 millones de personas en todo el mundo viven con el virus del sida, la mayoría en el África subsahariana y según datos de 2007. El sida ya ha terminado con la vida de 25 millones de personas desde que fue identificado en 1981, y se estima que 2,7 millones de personas se infectan cada año.