3 de abril de 2009

En el transcurso de la edición de GALIA 2008, las coordinadoras de las 4 Comunidades Autónomas participantes (Galicia, Madrid, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana) han pasado una Encuesta sobre VIH/SIDA a 400 jóvenes (280 mujeres y 120 varones), usuarios directos de sus intervenciones. El tramo de edad más frecuente entre los participantes de la encuesta es de 15 a 20 años (35,5%), y más del 90% de la muestra es menor de 30 años, pero existen algunas personas fuera de ese rango de edad.

Los resultados de esta encuesta nos señalan que el VIH/SIDA es un tema que preocupa personalmente a la mayor parte de los jóvenes (95%) y del que la mayoría tienen algún tipo de información (93%). Sin embargo esa información no siempre es acertada ni proviene de fuentes de información adecuadas. Al preguntarles si saben dónde encontrar información acerca del VIH, muchos de ellos señalan el Hospital o Urgencias, frente a los Centros de Planificación familiar o los Centros de Salud, que son los que principalmente deberían asumir ese papel. El origen de la información es fundamentalmente TV y radio, y prensa escrita, que son las opciones más frecuentemente escogidas, quedando médicos y docentes muy por debajo en esta labor. Tampoco queda muy claro dónde realizar un test de VIH, ya que el 9% señala Urgencias, y un 54,8% su Hospital de referencia frente a la mitad (50,5%), que también señala el Centro de Salud.

Las vías de transmisión están claras para la mayor parte de las personas encuestadas, ya que señalan masivamente el contacto sexual y reutilizar jeringas usadas, y como medios para evitar la transmisión del VIH/SIDA, más de la mitad de los encuestados (62,7%) señala “no realizar penetración ni sexo oral sin protección” y “usar jeringas desechables” (56,5%), esas son las respuestas mayoritarias. Casi todos los participantes son conscientes de que todas las personas pueden estar expuestas al VIH, y no sólo los homosexuales o los toxicómanos por vía intravenosa, sin embargo, un 43,4% cree que alguna vez ha podido estar expuesto al VIH, esto hace patente que los jóvenes tienen información acerca del SIDA y otras infecciones de transmisión sexual, sin embargo, frecuentemente presentan conductas de riesgo. Este dato refuerza la necesidad de realizar intervenciones directas con la población joven en ITS y VIH/SIDA.

Esta Encuesta se ha mostrado muy útil al señalar las áreas más deficitarias en la población joven, en cuanto a conocimientos sobre el VIH, conductas de riesgo y medios de prevención. Tanto los resultados de la encuesta realizada en el Programa GALIA 2007 con 200 participantes, como en la edición de GALIA 2008, apoyan y sostienen la necesidad de seguir trabajando en esta línea, ya que en lo que a VIH/SIDA respecta, la información es necesaria pero no suficiente.