5 de noviembre de 2008

Las relaciones sexuales sin protección son ahora la principal causa de transmisión de la hepatitis B en España
Esta vía de infección ha superado en las últimas dos décadas al consumo de drogas por vía parenteral, los 'piercings' y los tatuajes
SAN FRANCISCO, 5 Nov. (De la enviada especial de Europa Press a Estados Unidos, Cristina Sánchez) -La principal causa de transmisión del virus de la hepatitis B en España es en la actualidad la práctica de relaciones sexuales de riesgo, ya que en las dos últimas décadas han ido descendiendo los casos de infección a causa del uso de agujas infectadas bien por consumo de drogas o bien a través de prácticas como la acupuntura, los 'piercing' y los tatuajes, según destacó el doctor Conrado Fernández, jefe de la Unidad de Digestivo del Hospital Universitario de Alcorcón (Madrid) y experto en Hepatología, en el marco de la 59 Reunión Anual de la Asociación Americana para el Estudio del Hígado (AASLD), que arrancó hoy en San Francisco, Estados Unidos.A juicio del experto, este descenso de los casos de infección por el uso de agujas en prácticas de estética se debe a las recomendaciones que, en este sentido, han realizado las sociedades científicas y que han vuelto a los españoles "más cautos" a la hora de elegir dónde hacerse un tatuaje. Sin embargo, el mantener relaciones sexuales sin protección ha sido la causa del efecto inverso, de que ahora en España esta sea la principal vía de transmisión de la hepatitis B, que en nuestro país afecta al 1,5 por ciento de la población, es decir, a entre 600.000 y 800.000 pacientes.Según el doctor Fernández, las comunidades autónomas con mayor prevalencia de esta enfermedad siempre han sido las situadas en la costa Mediterránea. Sin embargo, con la implantación de la vacunación universal a principios de los años 90, encontramos excepciones como Cataluña, que gracias a este método de prevención ha reducido la prevalencia entre los menores de 18 años.No obstante, el especialista reconoce estar "preocupado" por el impacto que podría tener en España la llegada de población inmigrante procedente de zonas con alta prevalencia de hepatitis B, como Europa del Este, el África Subsahariana, Asia o países sudamericanos como Bolivia o Perú, y sobre todo, el desembarco en nuestro país de niños y bebés sin vacunar que fueron adoptados en estos países. Además, agregó, los expertos temen que de la región Asia-Pacífico pueda llegar a Europa un virus multirresistente contra el que no pueda la actual vacunación. Ante esta situación, advierte, necesitaremos directrices de la Administración sanitaria y de los expertos en Hepatología.